Buscador de recetas tiempodecoccion

Cocer alcachofas es algo más complicado que en otro tipo de verduras debido a que la alcachofa es muy fácil que se oxide durante la cocción, lo cual no influye en su sabor, pero sí hacen que se tornen de color oscuro, y esto le da un aspecto menos apetecible a la hora de presentarla en el plato.




Truco para que no se oxiden las alcachofas

Durante la limpieza de las alcachofas: A medida que se van limpiando las alcachofas, en lugar de dejarlas en contacto con el aire, evitarás que se oxiden si las introduces en un bol con agua y perejil. El perejil tiene propiedades antioxidantes y no altera es sabor de las alcachofas.

Como cocer alcachofas sin que se pongan negras: En la olla donde se van a cocer las alcachofas se coloca el agua y se crea lo que se denomina el fondo blanco, que consiste en añadir el zumo exprimido de medio limón y una cucharada sopera de harina, calentándolo un poco y removiendo hasta que la harina quede disuelta, tras lo cual, ya podemos añadir las alcachofas y conseguiremos que no se oxiden.

Otro aspecto importante que debemos tener en cuenta al cocer alcachofas, es que durante el proceso de cocción, es conveniente colocar una rejilla o un plato por encima para evitar que las alcachofas floten. De esta forma, al evitar que estén en contacto con el aire reducimos también la probabilidad de que las alcachofas cocidas se pongan negras.

Tiempo de cocción de las alcachofas cocidas




El tiempo de cocción de las alcachofas de tamaño medio es de unos 20 minutos. En las piezas más grandes la cocción de las alcachofas puede tardar unos minutos más. Además se debe tener en cuenta que no conviene retirar las alcachofas cocidas directamente una vez transcurrido el tiempo de cocción señalado, sino que lo recomendable es apagar el fuego y dejar transcurrir un tiempo sin sacar las alcachofas hasta que se enfríen en el mismo agua de cocción.

Cuanto tardan las alcachofas al horno

Durante la limpieza deberás aplicar el truco que hemos señalado de, una vez limpias y troceadas, remojarlas en agua con perejil, o también con un chorro de limón.

Después se coloca un chorro de aceite en la bandeja del horno y se colocan las alcachofas, echando otro chorro de aceite por encima. Se les añade un poco sal y pimienta al gusto y también se puede añadir un chorro de limón por encima, que ayudará a que no se oxiden el tiempo que están en el horno.  El tiempo de cocción de las alcachofas al horno está entre 15 y 20 minutos.