Buscador de recetas tiempodecoccion


Casa Playa de Balares
Tu lugar de descanso en A Costa da Morte


Como cocer pechuga de pollo

La pechuga de pollo es una carne muy fácil de preparar y de sabor suave que suele gustar a todo el mundo, por lo que es un ingrediente al que se suele recurrir en gran cantidad de ocasiones. En su preparación, el aspecto que requerirá mayor atención será el de aplicar un tiempo de cocción a la pechuga de pollo adecuado, ya que es una carne poco grasa y si nos pasamos, lo más probable es que se quede muy seca.




Tiempo de cocción de la pechuga de pollo hervida

La pechuga de pollo cocida no es precisamente la forma más sabrosa de prepararla pero es quizá la forma más sana de comerla. El tiempo de cocción de la pechuga de pollo hervida puede variar en función del tamaño del tipo de pechuga.

Si se trata de una pechuga entera que mantiene la piel y huesos, el tiempo de cocción de la pechuga de pollo hervida, será de unos 30 minutos, mientras que si está limpia de piel y huesos serán suficientes entre 20 y 25 minutos, dependiendo de su tamaño. Para acelerar el tiempo de cocción de la pechuga de pollo, puedes cortarla en trozos más pequeños. Por ejemplo, para cocer una pechuga de pollo cortada en dos mitades, tardará unos 15 minutos en estar lista.




Tiempo de cocción de la pechuga de pollo a la plancha

La pechuga de pollo a la plancha requiere que previamente se haya fileteado. La puedes comprar entera y filetearla en casa partiéndola por la mitad y abriéndola poco a poco como si fuera un libro o bien, si no te quieres complicar, comprar directamente la pechuga de pollo fileteada.

Una vez fileteada, y antes de introducirla en la plancha, se sazona por ambos lados con sal al gusto, ajo y pimienta. Se añade un pequeño chorro de aceite a la plancha y, cuando está caliente, las pechugas. El tiempo de cocción de la pechuga de pollo a la plancha, depende por supuesto del grosor de los filetes. Si se han cortado finos, el tiempo de cocción será se un minuto y medio por cada lado, incrementándose a medida que aumenta el grosor de las mismas.

Tiempo de cocción de la pechuga de pollo al horno

Un truco para que quede más jugosa y con mayor sabor, aunque por supuesto no es imprescindible, es poner las pechugas de pollo en remojo, en agua con abundante sal (unas seis cucharadas soperas para un litro de agua) dentro del frigorífico durante unos 45 minutos, tras lo cual se sacan y se secan bien antes de ponerlas en la bandeja del horno.

Una vez colocadas las pechugas de pollo en la bandeja del horno, y mientras se precalienta éste a 200 grados, se sazonan con un sal a gusto (poca cantidad si se han pasado por los 45 minutos de salmuera), pimienta y otras especies al gusto, como el tomillo y un chorro de aceite de oliva por encima, tras lo cual, se cubren con un papel de aluminio procurando que éste no toque las pechugas y se introducen en el horno. El tiempo de cocción de las pechugas de pollo al horno una vez precalentado, es de unos 20 minutos manteniendo la temperatura de 200 grados, tras lo cual se retira el papel de aluminio y se mantienen en el horno otros 10 minutos más para que se acaben de cocinar y se doren por fuera, es decir las pechugas de pollo al horno tardarán un total de unos 30 minutos en estar listas.